Tudo Passará e Frestas do Tempo
          Para Môa, los pájaros simbolizan el tiempo, son registros de fragmentos. Trata forma y color con la sensibilidad y ascesis de quien busca la verdad sin ningún comprometimiento con el modismo, o con el ser "punta de lanza". Sin embargo, una mirada cuidadosa sobre cada una de las obras revela gestos artísticos fuertes en el arte contemporánea, la repetición y la clasificación. Repetición y clasificación de pájaros en pleno vuelo, una invitación para en él sumergir, para intentar atravesar la espesa cortina y entonces descubrir las sutiles diferencias. Repeticiones que diferencian y que singularizan cada instante del tiempo. Son Frestas do Tempo, rendijas que tencionan el ir continuo e infinito de los pájaros, que se velan y se revelan en la danza de las graduaciones de tonos, en la ligereza de las veladuras presentes en la artesanía poética instaurada. La dirección indica la existencia de un orden constructivo implícito en el aparente desorden de los movimientos, cuyo ritmo a veces se rompe en la forma o en el color, como exigiendo un pensamiento, una reflexión. Aquí, los pájaros transponen la dimensión humana del tiempo en la medida en que cada obra referencia la incondicional secuencia de cada instante, cada momento.
Nadja de Carvalho Lamas
Miembro de la ABCA
Asociación Brasileña de Críticos de Arte
2018 © Reservados todos los derechos. InfiniUP